Ya me he decidido a participar en EUSTORY, ¿y ahora qué?

Debo decir que cuando me habló de ello la primera vez me gustó la idea...pero me pareció muchísimo trabajo. Sin embargo, lo pensé unos cuantos días y decidí que seguramente merecería la pena. Y así ha sido. Así que me puse a ello.
— María Barriuso, accésit de la 8ª edición de EUSTORY.

Acabas de conocer EUSTORY. ¿Te gusta la historia? ¿Quieres aprender cosas nuevas? ¿Quieres vivir una experiencia única en Europa? Entonces ¡este es tu concurso! ¿Tienes dudas sobre ti dará tiempo? ¿Si serás capaz? Piensa en los antiguos participantes que, en ediciones anteriores, han sido capaces de compatibilizar sus estudios con participar en el concurso… ¡y ganaron! ¿Por qué no tú? La motivación ya la tienes, solo te hace falta un poquito de impulso y organización, ¡y seguro que lo consigues!

¿Decidido? ¡Genial! Ya has dado el primer paso. Y ahora, ¿por dónde empezar?

Lo primero es decidir el tema, el objeto de estudio, sobre qué vas a investigar. El tema de la 9 edición es “Patrimonio Histórico”, ¿pero el qué exactamente?

La decisión fue fácil, simplemente vimos una oportunidad en este concurso que no se podía dejar escapar. Fue tan sencillo como juntarnos mi hermano y yo y decidir embarcarnos en este proyecto
— Mario Fernández, segundo premio de la 5ª edición de EUSTORY

Puede que nada más enterarte del tema, se te vino una idea a la cabeza, ya conoces un elemento que puede encajar con la historia, quizá incluso sea algo que te apasione y con lo que tengas una fuerte vinculación. Ese fue el caso, por ejemplo, de Marcos Gómez, segundo premio de la 8ª edición, para quien lo decisivo a la hora de escoger el béisbol como campo de investigación fue que este era un deporte que él mismo practicaba.

En otras ocasiones, no tendrás un tema definido, o tengas un tema del que no estés muy convencido. Para encontrar este tema, te proponemos que sigas tres pasos: genera ideas, analízalas y ¡elige la mejor!

1 - Genera ideas

Lo primero que tienes que pensar entonces es: ¿cuál es mi relación con el patrimonio histórico? Para responder a esta pregunta, observa lo que pasa a tu alrededor y busca en tu entorno:

·         En noticias, libros, películas y documentales

·         En calles, sitios, monumentos, días festivos que refieran a momentos de la historia

·         En costumbres, fiestas, representaciones, actividades tradicionales, típicas de tu región

·         En Bienes de Interés Cultural de tu localidad

·         En fotografías, diarios, cartas, objetos que pertenezcan a tu familia

Habla con tu tutor, tus compañeros de clase, tus padres, tus abuelos, tus profesores… que también pueden darte ideas. Si sois un grupo, podéis hacer brainstorming, una tormenta de ideas en la que cada uno vaya proponiendo los diferentes temas que se ocurran. Y ¡anótalas! Las ideas pueden surgir en cualquier momento del día.

2 - Analiza las ideas

Fue muy importante para mi escuchar historias de familiares para hacerme una idea del ámbito y situar mejor el trabajo, buscar en bibliotecas y periódicos antiguos
— Elena Sokolowski, segundo premio de la 8ª edición de EUSTORY

Recoge todas las ideas y busca un poco más de información sobre cada una, en libros o internet. ¿Hay suficiente información sobre las mismas? ¿Existen interrogantes, dudas que todavía queden por investigar y resolver? ¿Hay fuentes primarias, expertos, o personas de tu entorno, que te puedan servir para arrojar luz sobre el tema? ¿Te resulta interesante? Es importante que en esta fase definas bien el tema y su viabilidad: si se trata de un tema demasiado amplio, tendrás demasiada información y no llegarás a profundizar; si es demasiado focalizado, es posible que no encuentres información suficiente.

3 – Elige la mejor

Con todos los aspectos que has valorado, debes seleccionar un único “objeto de investigación”, una pregunta a la que quieres dar respuesta. Es importante que se trate de un tema concreto y definido, qué tengas claro qué es exactamente lo que quieres investigar y averiguar. Esto te ayudará a la hora de plantear la metodología de trabajo, así como a ser selectivo con las fuentes y con la información que extraes de ellas.

Una vez hayas decidido el tema decidido, puedes inscribirte al concurso completando el formulario de participación. La inscripción está abierta hasta el 17 de agosto de 2016 (fecha límite de envío de los trabajos), pero ¡te recomendamos hacerla lo antes posible!