10 fantasías de Verne que se hicieron realidad

"Todo lo que una persona puede imaginar, otros pueden hacerlo realidad". Así podría resumirse la vida de uno de los escritores de ciencia ficción más inventivo de todos los tiempos, Julio Verne, que nacía un 8 de febrero de 1828, a quien hoy recordamos con alguno de los inventos que imaginó en sus novelas y que hoy se han hecho realidad. 

1. El submarino: en su más que famosa novela “Veintemil Leguas de Viaje Submarino”, el Capitán Nemo navega los océanos del mundo en el Nautilus, una enrome embarcación submarina. La novela fue publicada en 1870, mientras que el primer submarino completamente eléctrico apareció en 1884, el Peral, de la Armada Española.

El Albatros, helicóptero imaginado por Julio Verne

2. Armas eléctricas: en la misma novela, se menciona el uso de armas que emitían “descargas eléctricas”, inspiradas en las botellas de Leiden, botellas de agua capaces de almacenar cargas eléctricas con las que se experimentó por primera vez en 1746. Este tipo de arma de electrochoque existen en la actualidad, siendo la más conocida el táser, fueron empleadas por primera vez durante la segunda guerra mundial.

3. El helicóptero: en la novela Robur el Conquistador (1886), Julio Verne describe una embarcación llamada Albatross, capaz de moverse mediante hélices, tanto para navegar como para alzarse. La nave tomaba su nombre de los albartross (en español, albatros), aves marinas de grandes dimensiones.

4. El telediario: en una serie de historias cortas publicadas en un diario francés en 1889 y 1890, Julio Verne describió el futuro de los periódicos “À l’aneée 2889“. Según Verne, “en lugar de estar impreso, el Earth Chronicle es hablado cada mañana a los suscriptores, que conocen las noticias del día a través de conversaciones con reporteros, estadistas y científicos”. La primera transmisión de noticias por radio tuvo lugar en 1920, y la primera en televisión, en 1948.

5. Las videoconferencias: en esta misma serie, Verne avanzaba el “fonotelefoto”, un sistema de teleocomunicación que permite “la transmisión de imágenes por espejos sensibles conectados con cables”. El fonotelefoto es una de las primeras referencias a las videollamadas en la ficción. Los primeros usos de  comunicación simultánea bidireccional de audio y vídeo datan de la red del Postzentralamt Reich del Berlín 1936 , y su uso generalizado no se popularizó hasta bien entrados los 2000.

6. Anuncios en el aire: de nuevo en la columna “En el año 2889″, Verne menciona “publicidad atmosférica”, usando las nubes para proyectar mensajes, “tan grandes que se podrían ver desde la población de ciudades completas o incluso países”. Esto nos recuerda a los textos que los aviones dejan en el cielo .

7. La llegada a la Luna: en la novela De la Tierra a la Luna, Verne propone un viaje a bordo de una bala, disparada por un cañón gigante. Esta novela, junto a y Los primeros hombres en la Luna, de H. G. Wells, inspirarían una de las primeras películas de la historia: Le Voyage dans la Lune, de Georges Méliès (1902), y se haría realidad en 1969 con el famoso alunizaje del Apolo XI.

8. Velas solares: en la misma novela, el escritor francés describió unas naves propulsadas por luz, que hoy en día se utilizan de manera experimental por la NASA.

9. Amerizaje desde el espacio: a la vuelta del viaje a la Luna, Verne imagina que la nave espacial caería en el océano y saldría flotando, tal como sucedió en varias de las primeras misiones espaciales.

10. Internet: en el manuscrito París en el siglo XX, de 1863, un joven que vive en un mundo donde existe una red mundial de comunicaciones. Se trataría de un «telégrafo fotográfico», que permitía enviar escrituras, autógrafos o dibujos, y firmar letras de cambio o contratos a 10 mil kilómetros de distancia, y cuya red cubriría la superficie del planeta y del mar.